20
Abr

Insonorizar una vivienda y mejorar la acústica

Desde 2009, año en el que entra en vigor el Documento Básico de Protección Frente al Ruido, un apartado del nuevo Código Técnico de la Edificación, todas las nuevas viviendas están obligadas a tener en cuenta criterios de aislamiento acústico en su construcción. En el caso de los inmuebles realizados antes de esa fecha, muchas veces es necesario abordar un proyecto de insonorización que mejore el aislamiento frente a los ruidos del exterior o los propios de la comunidad.

Los distintos tipos de ruidos y la insonorización

El ruido se manifiesta en el hogar de distintas formas: como ruido aéreo (tráfico, voces, música), ruido de impacto-vibraciones (pisadas), ruido de instalaciones (desagües, ascensores) y reverberación acústica (eco). Gran parte se puede solucionar desde el interior, es decir, acondicionando nuestra vivienda para que lleguen muy aminorados, en otros casos, por contra, lo idóneo es actuar en el origen del sonido excesivo o molesto.

Por ejemplo, si la fuente del ruido se encuentra en el piso de arriba, lo ideal sería que este vecino colocara un suelo flotante que insonorizase directamente la superficie, pero como esto no suele ser posible, con un proyecto propio de insonorización, en este caso, aislando nuestro techo, se puede conseguir una notable reducción de las molestias.

Una vez que se han detectado los tipos de ruido que sufre la vivienda y su origen, hay que buscar los remedios más adecuados.

Cómo insonorizar una habitación y mejorar la acústica

Una de las situaciones que suele provocar mayores molestias es no poder descansar por un exceso de ruidos, porque a nuestra habitación llegan ruidos de la calle, del vecino… Muchas veces, los tabiques de nuestras viviendas tienen deficiencias y no nos protegen adecuadamente de los sonidos de las casas contiguas. Esto lleva a muchas personas a plantearse un proyecto de insonorización al menos en su habitación o en la habitación de los niños, que les permita dormir mejor por las noches.

Existen varias posibilidades a la hora de llevar a cabo la insonorización de las paredes de una habitación:

  • Insonorizar las paredes sin obras, mediante paneles de aislamiento acústico de alta densidad que se pegan a la actual. Es una solución rápida y económica para aislar acústicamente una pared.
  • Levantar una nueva una pared de ladrillo de obra delante de la actual, combinada con cámara de aire y lana de roca. Esto proporciona un elevado aislamiento acústico, a costa, eso sí, de perder bastante espacio (hasta 18 cm.)
  • Insonorizar con un trasdosado de placa de yeso combinado con productos aislantes. Este es un sistema de aislamiento térmico y acústico avanzado, que ocupa mucho menos espacio que la pared de ladrillo tradicional.

Por supuesto, si el ruido procede del exterior, algo muy habitual en ciudades debido al tráfico, una buena solución es insonorizar el área de las ventanas colocando ventanas con doble acristalamiento y cámara de aire. . Y si los sonidos nos llegan desde los techos o suelos, habrá que actuar en estas superficies colocando nuevos suelos o falsos techos con placas de fibra de yeso o de yeso laminado en combinación con materiales aislantes.

Aislamiento acústico

Otra opción para mejorar la calidad del sonido de una estancia es la instalación de paneles acústicos absorbentes, que además suelen ser decorativos y se pueden combinar con la estética de la habitación. Reducen las reverberaciones (los ecos), creando un mayor confort acústico.

Tipos de materiales para la insonorización o aislamiento acústico

A la hora de escoger el mejor material para el proyecto de insonorización de tu vivienda, lo óptimo es asesorarse con profesionales con extensa experiencia en reformas. En Gurtek estaremos encantados de responder sin compromiso a todas tus dudas.

Estos son los 4 grupos principales de materiales para el aislamiento acústico de tu espacio:

  • Lanas geotextiles. Se trata de un producto de origen textil y reciclable hasta un 85%. Tiene como ventajas su largo ciclo de vida y máxima durabilidad. Se pueden emplear en tabiques, suelos, techos o muros.
  • Lanas minerales (fibra de vidrio y lana de roca). Son productos de absorción del ruido aéreo con alta capacidad de absorción y elasticidad. Resistentes al fuego.
  • Aislamiento de poliuretano. El poliuretano (sobre todo en su versión de espuma de poliuretano) es un polímero extensamente utilizado en la construcción que se usa mucho para rellenar y sellar huecos. En formato de panel cuenta además con buenas propiedades aislantes del sonido.
  • Aislamiento asfáltico. Las planchas asfálticas se recomiendan para la insonorización acústica de bajas frecuencias. Es un material flexible, que absorbe el ruido y lo amortigua, utilizado también en el aislamiento térmico.

Sistemas de insonorización en Donostia y Gipuzkoa

¿Quieres mejorar el confort acústico de tu vivienda? En Gurtek somos especialistas en la reforma y mejora de tus espacios. Tanto si estás pensando en una reforma parcial como en una más grande, no dudes en ponerte en contacto con nosotros sin ningún compromiso.