07
Mar

Instalción de ascensores

La instalación de ascensores no es una operación sencilla y requiere la intervención de profesionales cualificados. En este artículo vamos a intentar esclarecer cómo se lleva a cabo y cuáles son los tipos que existen.

Normativa para la instalación de ascensores

Lo primero que debemos estudiar son las bases de la Ley de la Propiedad Horizontal, que establecen las normas para dar el consentimiento para la instalación de un ascensor en una comunidad de vecinos. Esta ley indica que se requiere la aprobación por las tres quintas partes de los vecinos para ser aceptada la instalación de un ascensor en un edificio.

En el caso de que en el edificio viva alguna persona con alguna minusvalía o mayor de 70 años, puede solicitar que se instale algún acceso o vía especial.

Las licencias son otorgadas por el ayuntamiento de la localidad donde se encuentra el edificio. Es ahí donde debe presentarse un proyecto de viabilidad firmado por un arquitecto.

Tipos de ascensores

El ascensor apareció como novedad en 1854 en Nueva York. No obstante, ha evolucionado mucho desde entonces, y en nuestros días podemos ver auténticas maravillas de la ingeniería en cualquier edificio.

Intalación de ascensores Gipuzkoa

Ascensor hidráulico

El accionamiento de estos ascensores se consigue a través de una bomba que está acoplada a un motor eléctrico. Se inyecta un aceite que fluye desde un depósito hasta el pistón, impulsado por las válvulas.

La bajada se produce gracias al peso de la propia cabina, haciendo que el aceite vuelva al tanque. Por este motivo, este ascensor solo utiliza energía en los trayectos de subida. Los ascensores de este tipo no poseen contrapeso y el fluido se almacena en un depósito junto a la maquinaria.

Este sistema es muy utilizado en edificios que no tienen posibilidad de modificación en su estructura. No necesita sala de máquinas en la parte superior y la maquinaria y tanque existentes pueden alojarse en cualquier lugar, siempre y cuando haya menos de 12 metros de distancia.

La evacuación de los pasajeros en este tipo de ascensores es mejor en caso de corte eléctrico. Además, estos ascensores son más seguros en caso de terremotos, ya que carecen de contrapeso. Por otro lado, tienen menor desgaste de los componentes y arranques y paradas son más suaves. Además, el sistema de este tipo de elevador no sobrecarga la estructura del edificio.

Ascensor electromecánico

En este tipo de ascensores, la tracción es realizada por un motor eléctrico. El sistema consta de motor, reductora, cable de tracción y polea. La cabina está en un extremo del cable y en el otro extremo, el contrapeso.

Los sistemas de seguridad son muy importantes en estos ascensores. Algunos ejemplos son los amortiguadores, el limitador de velocidad (que bloquea la polea en caso de exceso de velocidad) y el final de carrera, que sirven para detener el ascensor en caso de rebasar la última o la primera parada.

Entre sus ventajas destaca el bajo consumo en su fabricación, bastante significativo siendo de hasta un 42 % menos que en otros. Además, en los más modernos se han incluido variadores de frecuencia que han mejorado el arranque y la parada notoriamente.

Soluciones para instalación de ascensores sin hueco en la escalera

Si un edificio no dispone de espacio suficiente para poder instalar un ascensor de forma estándar, existen 4 soluciones que pueden aplicarse para poder llevar a cabo el proceso: por el patio de luces, por la fachada exterior, modificación de la escalera o por dentro de las viviendas.

Instalación de ascensores San Sebastián

Instalar ascensor en el patio de luces

En ocasiones disponemos de un espacio suficientemente grande en el patio de luces para instalar un ascensor. Para ello debemos adaptar el paso entre la escalera y la nueva construcción, además de realizar un foso en dicho patio sobre el que se levantará la estructura del edificio.

En cada planta se abrirá un hueco en la pared para poder acceder al elevador. Eso sí, no se pueden sobrepasar las condiciones obligatorias de iluminación y ventilación.

Instalar ascensor en la fachada exterior

Esta es otra opción cuando no se dispone de hueco en la escalera ni de patio de luces. Es una alternativa que suele gustar mucho, ya que no afecta a la vida interior del edificio; es un ascensor rápido de instalar y muy limpio.

Se sitúa pegado al cerramiento exterior; eso sí, hay que tener claro si la parcela exterior es privada, pertenece a la comunidad o es de dominio público.

Debemos estudiar también en qué rellanos de cada piso se abrirán los huecos necesarios para el acceso al ascensor. Hay 2 opciones, sacar la caja hacia fuera, dejando el ascensor en el interior, o ponerlo en el exterior.

Instalar el ascensor modificando escalera

Otra opción es crear el hueco de la escalera. Esto suele llevarse a cabo reformando esta, haciéndola más estrecha o desplazándola hacia el extremo de la zona común donde se encuentre.

Puede abrirse el hueco del elevador en la meseta de los pisos.

Tiene un coste más elevado, pero a veces no queda otra opción.

Como último recurso, podemos recurrir a retranquear alguna pared para obtener más espacio, pero algunos vecinos perderían espacio en sus viviendas.

Instalar ascensor dentro de las viviendas

El inconveniente de esta opción es que tendremos que ceder una parte de la casa. Se abrirá un hueco en el forjado, buscando no alterar el espacio de la vivienda.

Cada vecino tendrá la llave que le conducirá a su propio piso. Está claro que no pasará por baños o dormitorios…

Este tipo de solución se lleva a cabo normalmente en edificios que solo tienen una vivienda por planta.

Mantenimiento de ascensores

Dentro del mantenimiento obligatorio está:

– Realización de las inspecciones ITC obligatorias.

– Impedir el funcionamiento de la instalación cuando esta no tenga las condiciones de seguridad adecuadas.

– En caso de accidente, debe ponerse en conocimiento del órgano competente sin poder reanudarse el servicio.

– Debemos contratar los servicios de una empresa cualificada para que revise y mantenga la instalación de forma periódica: el cableado, los cuadros eléctricos, el contrapeso, la estructura…

Como conclusión, destacaremos que la instalación de ascensores admite un amplio abanico de posibilidades y que debemos abordar los problemas que surjan acudiendo a los verdaderos especialistas en la materia.