27
Sep
Reforma integral vivienda Donostia

Afrontar un proyecto de renovación total de una vivienda o local comercial puede asustar si no se cuenta con los profesionales adecuados y si no se tienen claras las líneas de actuación a realizar. Para minimizar contratiempos, es imprescindible fijarse unos objetivos claros en función de nuestros gustos, necesidades y presupuesto, así como conocer de antemano cuáles son los elementos fijos del inmueble que no se podrán modificar en la reforma.

Manos a la obra. Ya lo tenemos decidido. Vamos a realizar la reforma integral de nuestra vivienda o de nuestro local comercial. Pero, ¿por dónde empezamos? Lo primero es mantener la calma, tener paciencia, porque una obra de esta envergadura necesita su tiempo y exige tener en cuenta múltiples factores. Por eso, es muy recomendable realizar una planificación minuciosa, y aún y todo, saber que en cualquier momento pueden surgir imprevistos, dudas o detalles con los que no habíamos contado.

Antes de empezar es importante informarse de los elementos fijos de la estructura del inmueble: los tabiques, muros de carga, pilares, columnas, bajantes de saneamiento que, evidentemente, no se pueden modificar. Asimismo, tenemos que decidir si se van a reformar instalaciones interiores como tuberías, cañerías agua, conductos de gas…, sobre todo si el conjunto del edificio tiene muchos años. En tal caso, puede ser conveniente actualizar las instalaciones que se hayan quedado obsoletas por unas nuevas, para evitar sorpresas desagradables una vez finalizada la reforma.

Planificar y tener claras las prioridades de la reforma

En primer lugar, para acometer una reforma integral tenemos que saber lo que realmente queremos (y lo que no), tener claras nuestras prioridades: el número de habitaciones que necesitamos, si queremos un baño o más (¿plato de ducha o bañera? ¿dos lavabos en una misma estancia o uno?), o cómo queremos renovar nuestro local comercial en función de nuestras necesidades… Hay que hacer una lista por escrito y, si es necesario, un primer boceto con los pros y los contras de aquello que nos guste.

Una vez que tenemos clara la disposición de las estancias, puede resultar muy útil realizar un plano de distribución. Desde Gurtek, nuestra recomendación es utilizar el consejo de profesionales especializados que nos guíen a la hora de aprovechar los metros cuadrados disponibles, para así sacar el máximo partido y funcionalidad al espacio.

El siguiente paso será realizar un cálculo aproximado del coste o precio la reforma integral para nuestra vivienda o local que queremos acometer y solicitar presupuestos. En Gurtek sabemos que los clientes piden varios presupuestos, pero nuestro consejo es que no se pidan demasiados, ya que es suficiente contar con dos o tres presupuestos de empresas fiables y de confianza. No debes olvidar que además un presupuesto ajustado a las necesidades y calidades, la empresa debe contar con un seguro de responsabilidad civil, por si ocurriera algún tipo de desperfecto o daños a terceros a lo largo del proyecto.

Reforma integral de local comercial

La OCU aconseja no pagar por adelantado

Si finalmente para realizar la reforma integral de tu casa nos eliges como tu empresa constructora de confianza, no tendrás ningún problema ya que cumplimos todas las normativas, seguros y garantías sobre nuestros proyectos. Pero si no somos nosotros, estos consejos de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), pueden servirte de ayuda: “Si te piden un adelanto, no superes el 30% o el 40% del total. A medida que se terminen las fases puedes ir haciendo otros pagos, y, cuando la obra esté terminada del todo, hasta en los más pequeños detalles, entonces completa el pago. Pide la factura y paga siempre el IVA, que es una obligación, además de tu garantía para reclamar si hubiera problemas”, aseguran desde la OCU. Además, y siguiendo con las indicaciones de esta entidad, hay que ver si podemos acogernos a un IVA reducido del 10% y no del 21%, siempre que se cumplan estas condiciones: si el cliente es un particular o una comunidad de propietarios; si la obra es para una vivienda que se utiliza para uso particular, si el inmueble lleva más de dos años construido o rehabilitado, o si la persona que realiza las obras no aporta materiales para su ejecución, o en caso de que los aporte, su coste no exceda del 40% de la base imponible de la operación.

Permisos y licencias de reforma de inmuebles en Donostia

A la hora de acometer una reforma integral es fundamental contar con el permiso o licencia del Ayuntamiento correspondiente. En el caso del consistorio donostiarra, se puede solicitar este permiso de manera presencial o telemática y la documentación necesaria es la siguiente: impreso de solicitud, proyecto técnico redactado por personal técnico competente, memoria descriptiva de las obras, planos, presupuesto detallado… Al finalizar la obra, deberá presentarse también el correspondiente Certificado de Fin de Obra, salvo en el caso de las reformas menores. Por otra parte, no precisan licencia las obras que no supongan modificaciones de tabiquería, ni apertura o cierre de huecos, como por ejemplo: pintura interior, azulejado, pavimentos, renovación de instalaciones, etc. El plazo legal que tiene el Ayuntamiento de San Sebastián para tramitar el permiso o la licencia de obras es, como máximo, de 1 mes, en el caso de viviendas, y de 3 meses, para los locales de negocios.